viernes, junio 27, 2008

XI MOSTRA DE TEATRE D ´EDUCACIÓ SECUNDÀRIA, aire fresco...

Pues este pasado sábado se clausuró la XI Mostra de Teatre d´Educació Secundària, y ahora toca analizar los montajes que este año han tomado parte del mismo.
Como ya adelanté en el foro, me parece que este año se ha elevado un poquito más el nivel con respecto al año pasado. Yo no he podido verlo todo y sólo pude ver los del segundo pase menos el domingo y lunes. Por tanto pude ver también Yerma y El Patio.
En total 8 de los 12 grupos, lo cual no está mal. Mis disculpas anticipadas a todos aquellos que no pude ver; espero poder hacerlo el próximo año.
En lo relativo siempre a mi propio gusto, ha habido de todo.
Por un lado aquellos montajes que no pude aguantar hasta el final: son los casos del Monserrat Roig, Misteri d´Elx y San José Artesano.
EL CASO DE LA MUJER ASESINADITA de Miguel Mihura corría a cargo del grupo “Las Peras del Olmo” del IES Monserrat Roig.
Mis respetos al esfuerzo monumental que los chicos hicieron para sacar adelante el texto. Pero el personaje principal le venía grande al muchacho que lo interpretaba y eso condenó definitivamente el ritmo cansino del montaje. Encima venía ya de ver apenas un par de horas antes otro montaje y he de admitir que el agotamiento pudo hacer mella en mí. Ya digo que los muchachos me parecia que se lo tomaban en serio aunque no lograran hacerme prestar atención casi nunca y la puesta en escena tampoco es que ofreciera muchos estímulos, era demasiado carca para mi gusto. El caso es que me salí, sí lo confieso, que al día siguiente trabajaba, al fin y al cabo. Lo hemos discutido ya en el foro y sigo pensando que quizá el texto no era el más apropiado para el elenco del que se disponía.
Los casos del Misteri d´Elx y de San José Artesano (ambos con musicales) son mucho más sangrantes. No sé hasta qué punto merece la pena experimentos como el de OLIVER TWIST. Vamos, hacer una obra en “Play-back”, no ya sólo las canciones sino prácticamente todo el montaje. Al final parecía que estábamos presenciando una tomadura de pelo y decidí salirme. No puedo valorar si los chavales estaban bien o no simplemente porque no estaban. Eran muñecos que habrían la boca o se movían a impulsos sonoros, por lo general descompasados. No creo que sea ese el camino mejor para inculcar los valores teatrales a unos estudiantes, porque desde luego no era teatro lo que estaban haciendo, y mucho menos a los sufrido s espectadores.
En cuanto a los Salesianos, bueno, sólo puedo decir que desaparecí de allí porque a los cuarenta y cinco minutos de obra todavía no sabía de qué iba la cosa. Unos chavales que escupian más que hablar, unas canciones muy chulas pero que no se sabía muy bien que pintaban y unos efectos de luces y sombras que intentaban hacer olvidar la lata que nos daban cuando se ponían a balbucear texto. Como rezaba el título CADA CUAL A SU MANERA. Dudo mucho que este montaje pudiera satisfacer siquiera a los responsables del montaje, o quizá la cosa cambió mucho a partir de la hora de trama. Yo no me quedé a averiguarlo.

Acabar sí que acabé otras como las del Sixto Marco y La Torreta. La primera fue una adaptación de EL SUEÑO DE UNA NOCHE DE VERANO y si la terminé hasta el final fue primero porque no llegó a la hora de duración y segundo porque yo ya conocía la obra. Si no hubiera sido imposible entender nada. A su favor decir que fue uno de los pocos montajes que por lo menos intentó crear un poquito de belleza en la puesta en escena con simpáticos hallazgos como el de iluminar simplemente con linternas a los personajes cuando intervenían en el bosque de noche o el telón que sirve para acotar un teatrillo en la desangelada escena final. Pero al margen de esos pocos momentos, la falta de trabajo en los actores hacía imposible la identificación del espectador en la historia, si exceptuamos, claro, a Abraham Arenas que demostraba mayor soltura en su papel de duende.
El IES La Torreta nos puso en escena un bonito cuento chino (no va con segundas) EL HUÉRFANO DEL CLAN DE LOS ZHAO. Me las prometí feliz cuando vi que intentaban contar algo distinto a los demás. La solución de los figurantes creando la escenografía al fondo por medio de varas de bambú pese a no ser novedosa siempre es un recurso estéticamente bonito. El vestuario también era adecuado y muy colorista. Pero todo ello es insuficiente si en el escenario tenemos unos actores que no logran nunca dar vida a lo que nos están contando. Ningún asomo de emoción, absolutamente ninguna intencionalidad en el texto que sueltan de manera automática (aunque eso sí, correctamente pronunciado, a estos por lo menos los entendía). El nulo uso de la iluminación (cómo se prestaba esta obra con ese cuidado vestuario para “pintar” las escenas con un mayor colorido o jugar de alguna manera con algún efecto de fondo) y de la música (que se limitó a poner una música oriental de fondo durante toda la obra, como si estuviéramos en un restaurante chino) terminó de condenar lo que podría haber sido la propuesta más singular de la Mostra. ¡Qué lejos quedan aquellos años gloriosos del grupo de teatro de La Torreta! He leído muchas palabras elogiosas de su director, Eugenio Moreno, pero hasta hoy lo único que me ha demostrado a mí, por las obras que he visto de él (que van unas cuantas ya), es una total falta de recursos expresivos en sus espectáculos.

Por último presencié un último grupo de obras que sí puedo decir que disfruté en gran medida.
El grupo de teatro del IES Carrús volvió a tirar de veteranía. No hay mejor manera de empezar una muestra de estudiantes. Este año con EL PATIO no me han sorprendido tanto como otras veces, sea porque la historia tardó en engancharme, sea porque repetían un poco el patrón del año pasado. En cualquier caso, a este grupo siempre lo esperamos con expectación y, en ese sentido es más fácil que no siempre puedan cumplir con esas mismas expectativas. Una puesta en escena algo recargada y una cantidad de pequeños personajes no dejaron que me concentrara en la trama tanto como hubiera deseado aunque la fuerza y seguridad que demuestran sus intérpretes están fuera de toda duda y siempre es difícil encontrar a alguien que no cumpla a la perfección con su cometido, sea principal o muy secundario. Así se lo supimos agradecer al final de la representación. Una vez más marcan la diferencia aunque este grupo está preparado para afrontar retos de mayor enjundia.
En cuanto a YERMA, del grupo de la Universidad Miguel Hernández, otro tanto de lo mismo. Es evidente que Garzón conoce el terreno que pisa y sabe ponerlo en escena con gusto. La actriz que interpretaba a la protagonista cumplió con su papel, aunque los intérpretes masculinos me parecieron un poco blandos. El problema era la extrema morosidad de la puesta en escena, con apenas tres bancos formando un cuadrilátero. Parecía casi que estuviéramos presenciando un buen ejercicio de clase. La antítesis del sentido del espectáculo que tiene el grupo de Carrús. Aún así el texto de García Lorca es una ventaja con la que se parte, siempre que se ponga algo de empeño. Una propuesta honesta pero para mi gusto insuficiente.
Para concluir dejo el montaje del IES Tirant Lo Blanc, LAS SALVAJES, con la que se cerró, digamos, la sección “oficial”. Me sorprendió porque no conocía un texto tan bueno, tan intenso, tan teatral, válgame la redundancia. Me sorprendió por la bellísima puesta en escena que parecía romper con todos los moldes establecidos sin, al fin y al cabo hacer nada que no hayamos visto antes y cuidando el mínimo detalle. Poe último, me sorprendió por la fuerza que destilaron todos sus intérpretes. Fuerza que supieron mantener hasta el último minuto de la obra. Una descarga de energía continua. Una verdadera sorpresa para mí. No sé cuál fue el secreto. Quizá podría resumirse en lo que me dijo mi acompañante durante la función: “Es que los chavales se creen lo que están haciendo”. Y eso, queridos lectores, es algo que no tiene nada que ver con la edad, con el talento y mucho menos con la casualidad. Quizá sí con el trabajo y la fe en unos mismos.
No quiero terminar sin dar mi enhorabuena a todos los chavales participantes. Ellos son el futuro de nuestro teatro. Ellos son, como se comentó en mi anterior post, las nuevas generaciones que deben sustituir a aquellos actores y actrices que nos han deleitado y siguen haciéndolo, desde las tablas del escenario. Y a pesar de lo dicho anteriormente, creo que es un futuro prometedor, teniendo en cuenta que muchos de estos grupos podrían competir perfectamente con otros grupos de trayectorias más largas y experimentadas. Ánimo y a seguir esforzándoos.

16 comentarios:

mepi dijo...

Participé en la obra LAS SALVAJES a pesar de que según algunos no debia hacerlo por cuestiones de edad. Pregunto yo ¿que hace un grupo de universidad representando YERMA en un festival de enseñanazas medias?.
Doy fe del trabajo de los que yo llamo "mis chavales" del Tirant (aunque yo no les dirijo) pero no sobre el escenario solamente sino durante los 9 meses de curso lectivo y talleres. Actuar con ellos cuando a algunos les doblas la edad es curioso y apasionante, casi tan apasionante y bonito como la relación de pura hermandad que mantienen con sus compañeros (que no rivales)del Oscar Martín.Maravillado por la relación increible entre alumnos de 12 años y de 19 que en el patio ni se mirarian. Cuidemosles, démosles teatro, pero del bueno, del que se curra en dos ensayos por semana de tres horas cada uno como minimo. Un saludo a lengua bífida.

basterrak dijo...

Yo ya comenté en el foro el tema del "término medio" en cuanto a veteranos-novatos así que no me repetiré.

Yo no vi las dos obras musicales así que no puedo opinar.

También coincido con que hubieron algunos montajes que pecaron de "arriesgados" a mi parecer, pero bueno, eso es elección del director.

En cuanto a las Salvajes coincido con lo de la originalidad en cuanto a lo que se presentó (en cuanto a texto y montaje) pero tal vez la fuerza, muy lograda por cierto, de los actores causaba cierta sensación de monotonía en mi opinión.

La Comedia de la Cestita que representó el IES Victoria Kent me pareció espectacular. Si bien se usaron cantidad de "licencias" pienso que estuvieron muy bien escogidas y los chavales se divirtieron de lo lindo: cosa que se transmite al público y es de agradecer la energía que le pusieron. Gran comedia clásica adaptada a los recursos disponibles y gran obra en general :)

Destacaré también que en la línea de montajes menos arriesgados y más breves estuvieron el grupo del Cayetano Sempere que, aunque el texto personalmente no me transmitía mucho, los actores se vieron muy metidos y comunicaban bastante bien los contenidos "adultos" (y no me refiero a X, jeje, sino a "maduros") de la temática de los monólogos.

Este último factor, y quien haya dirigido a gente muy joven me comprenderá, a mí me parece uno de los obstáculos más grandes.

Por cierto, ¿alguien vio la del viernes 20 por la tarde, La más fuerte del Severo Ochoa? Si alguien le echó un ojo que se anime y me comente que le pareció.

Por otra parte he de reconocer que la clausura fue mejor que otros años, lo que no quiere decir que fuera estupenda. Solamente mejor (y mejorable) aunque hubiera ahorcado al fuckin reportero gráfico que se creía el dueño del teatro con tal de sacar la foto política de turno.

Jose Luis dijo...

Mepi, ¿y que hace un alumno que no es de un Instituto participando en una obra de ese Instituto?

Que tenemos una manía de ver la paja en el ojo ajeno y no la viga en el propio...

Lengua Bífida dijo...

Lástima, no pude ver esos montajes que comentas :( Por lo menos quedan tus comentarios.
¿Monotonía en Las Salvajes? No sé. Creo que tu no vistes tantas obras como yo o sabrías el verdadero sentido de la monotoníaXD
Yo a esas alturas necesitaba algo que me sacara del letargo y Las Salvajes lo consiguió. Es verdad que son gente joven y falta matizar más algunos momentos pero al nivel en que nos estamos moviendo insisto en que fue lo mejorcito, Carrús aparte y a falta de ver esas que comentas, que por lo que dices debieron estar a la altura. Debo de ser yo la gafe.
A ver si la gente se anima y da otras opiniones, que no sean sólo las mías.
Saludos!

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Jorge dijo...

Lo de "la más fuerte" es un montaje que o bien lo haces con una actriz veteranísima y con muchas tablas que pille ese texto se enfrente a él o con una actriz novatica que acerque sin miedo por pura inconsciencia teatral.

Olé los cojones de la niña, que aguantó como una campeona; olé los cojones del director, que sacó adelante una obra con una sola actriz y una caca de pato para todos los chavales que se dejaron este año sus grupos por ser mas tontos que el que caga bocabajo.

Ellos se lo perdieron ;P

Cristania dijo...

Yo ya di mi opinión sobre "La más fuerte" en el foro. Pero felicito a Victoria por haber sido tan valiente y por haber trabajado tanto, y a su director por el trabajo realizado también.

Un beso para los dos.

mepi dijo...

Respuesta a Jose Luis: por las tres mismas razones por las que tú mismo lo hacías en su momento:

1- Porque te apetece mucho.
2- Porque alguien apreciado te lo pide.
3- Porque nada ni nadie te impide hacerlo.

Jorge dijo...

Yujuuuu, sangre, polémica, vísceras, que alguien traiga el barro... eh, bueno, mejor no

(fuera imagen mental, fuera imagen mental...)

Jose Luis dijo...

Respuesta a Mepi:

Yo no lo criticaba, tu si...

Y ahora, usando tu mismo ¿criterio? te diré que el grupo de la UMH ha participado en la Mostra de Enseñanzas Medias:

1. Porque les apetecía mucho
2. Porque alguien (no sé si apreciado) se lo ha pedido.
3. Porque nada ni nadie les impide hacerlo.

Así que si tu haces algo que a priori no puedes hacer, y basándome en tus argumentos, los demás también pueden ¿no? O, ¿es que en tu caso si se puede pero en el de los demás no?

Jose Luis dijo...

Jorge...te voy a mandar a Los Miami

:P

mepi dijo...

Segunda respuesta a Jose Luis:creo que estabamos en el mismo barco y no nos habiamos visto.Me parece genial que gente que por edad no esté en secundaria actue con los chavales y que la UMH actue en el mismo festival.
Lo que yo criticaba y critico es que se atacara a personas individuales por hacer teatro con las enseñanazas medias como un alumno mas pero nadie dijera nada de todo un grupo que ya no pertenece obviamente a enseñanzas medias y pasara desapercibido.
El hacer teatro, como actividad cultural maravillosa, lo primero y por encima de cuestiones de edad, jurisdicciones y envidias banales.

Jorge dijo...

Jo, que depre, al principio no lo lei bien y entendí que "me ibas a mandar a Miami"... :'''(

Con la ilusión que me hacía. Yo que quería ver cocodrilos y ahora me toca vigilar por encima del hombro.

Porca miseria...

Cristania dijo...

¿Entonces no nos vamos de vacaciones a costa de José Luis? :-(((

Anónimo dijo...

A palabras necias...
oidos sordos!

Lengua Bífida opina que obras como las representadas por los institutos Misteri d'Elx, Salesianos y Monserrat Roig valen menos que nada...
Sólo digo una cosa: al público no le pareció lo mismo en absoluto, disfrutó hasta más que los actores en las 3 obras.
Además, no eres tú nadie para criticar el trabajo de unos críos que ni siquiera son actores profesionales, no cobran, así que no entiendo qué sentido tiene ofenderlos de esa manera.

PD: qué falta de respeto abandonar una obra a la mitad...



Ahí queda eso

Anónimo dijo...

Querido Anonimo:

Con peligro de volver a las andadas, te contesto yo:
-la valoracion del publico deberia ser tomada en cuenta en su justa medida: te alegra el dia si estas en el escenario y aplauden, y te puede hundir un poco si no reaccionan ante los momentos comicos o dramaticos. Punto. El aplauso del publico, me temo, no tiene mas valor critico que ese; sobretodo cuando ese publico esta formado, mayoritariamente por amigos y familiares que, obviamente, no van "solo" a ver teatro, si no a sus amigos/familiares actores.

-El hecho de que "los crios no sean profesionales ni cobren", no los hace exentos de critica. El teatro es un arte critico de por si, y si te subes a un escenario, te arriesgas a eso: ser criticado. Si no quieres serlo, pues nada: actuas en tu casa, para tus papas, que seguro que te dicen que lo has hecho muy bien...

-Otra cosa es que no estes de acuerdo con la critica de L.B. Si es asi, combatela, pero con argumentos: "no, no era aburrido, porque tal y tal escena tenian ritmo, y tal actor estaba muy bien de tal personaje".

Otra cosa es encajar mal las criticas. Y eso solo te perjudica a ti.

Un saludo,

T.P.M.

p.s. por cierto, el respeto se demuestra de muchas maneras; una de ellas es presentando un producto digno al espectador. Si no, no veo la obligacion de nadie a quedarse ante algo que le aburre. ?O pretendes que todo el mundo te aplauda "porque si" aunque tu trabajo no lo valga?