domingo, marzo 30, 2008

"FUGA", una de enredos y otras reflexiones.

Mucho tiempo ha pasado desde mi última crítica. Mucho tiempo.
Sí, sí; también me he dado cuenta. Este montaje que nos ocupa muy, muy local no es por mucho que esté protagonizado por un actor ilicitano.
Pero lo cierto es que desde “Sorgiñak” (ver anterior crítica) los grupos locales no se han prodigado demasiado por el coliseo ilicitano (que cursi me ha quedado esto último). ¿Qué ha sucedido? ¿Es que muchos de los “cómicos” (esta palabra está ahora muy de moda desde que la usa Rajoy y Bardem) ilicitanos pasan por un periodo de crisis creativa después de unos cortos años de eclosión? ¿Algunos por fin se han dado cuenta de que esto no es lo suyo y han cambiado a otra afición que no consista en torturar a ningún público con sus neuras? ¿O quizá lo que sucede es sencilla y llanamente que los responsables del Institut Municipal de Cultura (ahora regentado por gente de Izquierda Unida, o del Bloc, o de los Verdes, no sé ya muy bien…) no confían en la producción local, creen que no es compatible con una programación de calidad (sí, esa que hace venir a Pilar Bardem, a José Pedro Carrión o a Federico Lupi) y por lo tanto piensan erradicarla poco a poco de sobre las tablas del Gran Teatro para exiliarlas a otros escenarios menores?
El caso es que yo también voy a tener que replantearme los contenidos de mi blog. Un blog que si recordáis cuando comenzó allá por Noviembre de 2006 (como pasa el tiempo) iba a dedicarse a comentar noticias de los grupos locales de Elche. Desde entonces podía permitirme al menos un par de críticas de Montajes ilicitanos al mes. Ahora llevo tres meses sin saber de qué escribir…
No puedo evitar esbozar una sonrisa maliciosa, de lengua bífida. ¿Dónde están ahora esos paladines defensores de los grupos locales? ¿Dónde están los que me acusaban de ser la enemiga nº 1 del teatro ilicitano, la terrorista de tantas y tantas ilusiones de los “cómicos” (de nuevo la palabrita, hoy me ha dado por ahí) ilicitanos? Eran multitud, no hay más que echar un vistazo a los comentarios de los post dedicados a la Mostra de Teatre Dama d´Elx o algún que otro montaje en particular. Evidentemente yo ya sabía entonces que se equivocaban de chivo expiatorio. Pero me asombra que ahora no eleven su voz con lamisma virulencia ante los que parece que sí que les importa poco el teatro ilicitano de hoy día. Nunca dejará de asombrarme el nivel de estupidez (quizá sólo de ingenuidad) al que puede llegar el ser humano…
El caso es que el pasado Jueves se celebró una vez más el Día Internacional del Teatro y para ello nuestros responsables culturales eligieron una coproducción de Yorick S. C y Saineters que ponían en escena un texto de Jordi Galcerán, uno de nuestros dramaturgos más de moda actualmente gracias a su obra 'El método Grönholm' y que acaba de estrenar además en Madrid “Carnaval”, con estupendas críticas.

En la dirección un experimentado Juan Luís Mira. En resumidas cuentas, nombres lo suficientemente solventes como para esperar un buen espectáculo. La trama gira en torno a un Ministro que ha sido sorprendido aceptando un soborno en forma de chalé. A partir de ahí, todos los tópicos y cliches de la comedia más tontorrona. Es verdad que la gente se reía, incluso me atreveré a decir que se divertía, pero ¡ay! se vende tan fácil la risa hoy día. En un momento de la representación, y ante mi comprensible aburrimiento, me dediqué a fantasear, a imaginarme este texto interpretado por Arturo Fernández. Efectivamente, mis sospechas se confirmaban. La obra le hubiera encajado a las mil maravillas. Sólo habría que haberle añadido algún que otro “chatita” de vez en cuando. Poco, muy poco original o ingenioso había en esa larga hora y media del espectáculo. ¿De verdad a alguien de más de 15 años le sorprendió alguno de los “giros” dramáticos de la trama?
Por supuesto, tener un texto facilón, rayano en la caspa (“una comedia de las de antes” menciona nuestro insigne crítico de La Verdad) no es motivo de rechazo en sí mismo. Todo tiene su público y aunque a mí no me guste ese tipo de comedia no significa que no deba hacerse. Es más, las considero necesarias para acercar a cierto público al teatro en un país que ha votado el "chiki-chiki" para representarnos en un Festival Internacional.

El problema es cuando todos los demás elementos de la escena se muestran tan grises como el texto en sí. Empezando por un irreconocible J. L. Mira que ha derrochado ingenio en otros montajes suyos, y que aquí lo único que demuestra es una notable desgana en la puesta en escena, rutinaria a más no poder. De acuerdo que estas comedias no se prestan a demasiados florituras pero es que su (o sus) responsables no consiguen siquiera lograr un ritmo regular durante toda la obra, apareciendo momentos que se hacen realmente tediosos. Y eso en una comedia de enredo no tiene perdón. Esa discreción se traslada también al apartado técnico: una escenografía pobretona y sin gracia, un uso de la luz de lo más convencional... En definitiva muy poco para lo que yo esperaba de estos nombres de relieve.
Dejo a cosa hecha para el final el apartado interpretativo. El ilicitano Manuel Hernández es, con mucho, lo mejor del espectáculo. Se carga a las espaldas todo el montaje y él, sólo él, logra que el desastre no sea total. Brilla con luz propia ante un resto de elenco, en especial el femenino, que me limitaré a calificar de discreto. Imprecisiones en el texto, algún que otro silencio "incómodo", y algunos personajes (insisto, en especial las mujeres) cuyas intenciones no estaban todo lo matizadas que debiera. Ya sé que todo esto que digo no se suelen valorar, que con hacer reir sea de la manera que sea es suficiente y el aplauso se vende muy pero que muy barato, me temo que, una vez más, seré la aguafiestas de turno. Quizá sea demasiado rigurosa. O quizá sólo pida a cada compañía lo que se espera de ella en función de su hipotético nivel. Es más, si esto lo hubiera hecho según que grupo local, seguramente lo aplaudiría con entusiasmo. Y quiero creer que no soy la única que fue capaz de ver todas estas limitaciones (quizá sólo fruto de la falta de preparación) en este montaje.

Y más discreto me parece todo cuando aún recuerdo el pasado año al gran grupo sevillano Atalaya versionando el musical más famoso de Brecht. Y digo yo. Puesto que tenemos una corporación de izquierdas, con todo lo que ello conlleva de trasgresión, de cercanía con el pueblo, de huída de prejuicios artísticos ¿Por qué no encargar cada año este evento, la celebración del Día Internacional del Teatro, a una compañía ilicitana? Por que así, de pronto, se me ocurre un puñado de grupos de la ciudad (CRC, La Carátula, Calandraca, Atrote Teatro, Ferroviaria…) que tienen montajes que, como mínimo, ofrecen el mismo nivel que el que se nos ofreció el pasado Jueves. No me imagino al Patronato Municipal de Cultura de Alicante contratando a un grupo ilicitano para celebrar esta fecha tan significativa sobre todo si no va a mejorar lo que se tiene en casa.

Y ya para acabar, mención aparte merece la lectura del pregón –perdón, manifiesto- del Día Internacional del Teatro. Ese es el momento previo a la función, en el que todos nos dedicamos a repasar las cosas que tenemos que hacer al día siguiente. Yo personalmente lo dediqué a repasar la lista de la compra, que hija, vienen dos días seguidos de fiesta y siempre me pasa lo mismo, la nevera se queda temblando… ¡ay, perdón! Que continuan con el manifiesto. Este año lo lee un señor que se llama David López, que es director de teatro y que además es también insigne crítico (como el otro) pero esta vez del Información. Nula intención, nula emoción, nulo entusiasmo. El chico no es rapsoda, desde luego. Mejor. Así puedo concentrarme mejor en la lista de la compra. Y digo yo, para eso mejor que nos lo den por escrito junto al programa de mano, que así lo puedo leer mientras espero mi turno en la carnicería. ¿Es que no hay actores y actrices en Elche para que le encarguen leer el papelito?
Bueno, parece que ya acaba. Sólo me da tiempo para una reflexión más: para ser gestor cultural en este ayuntamiento (y supongo que en cualquier otro) la capacidad de pensar con sentido común no tiene que ser un requisito importante. Y ahora silencio. Empieza la obra.

("Fuga" se representó en el Gran Teatro el jueves, 27 de Marzo de 2008.)

11 comentarios:

Maravillas dijo...

Bueno, bueno, aquí hay mucha información para opinar por partes.
En primer lugar, la obra, es cierto, pecó de sosa y de plana nterpretación femenina y secundaria. Yo las luces las ví interesantes, quizá, porque yo en ese sentido no sé hacer la "o" con un canuto y la puesta en escena, interesante, aunque en la escenografía se les colaron muebles del socorrido Ikea (¿qué sería de nosotros sin él?.

En cuanto a los demás aspectos, bastante profundos y serios, por cierto, son motivo de amplia reflexión. Por un lado, me alegro de que se plantee por qué ya n hay producción local en el gran Teatro. Hay tres opciones: poderes públicos (parte de la culpa, creo), calidad de montajes (aunque sea muy "variada" no es motivo para no programarles) y montajes ilicitanos actualmente en rodaje. Ese creo que es el factor clave. Por ejemplo, y por empezar por e grupo más nnmeroso, los grupos que participaron en la mostra Dama d'Elx, creo que ninguno (y agradecería enormemente que alguien me corrigiera) ha continuado con el montaje que estrenó. Del resto de grupos hay un buen número que está rulando aún montajes que se han hecho ya en el teatro dos o tres veces (CCC, Calandraca...) y otros están tomándose un respiro (Carafur, creo que por maternidades varias- que me corrijan ellos también si no fuera cierto, y perdonen la indiscreccción-).

Por tanto, creo que el panorama es bastate desesperanzador. Y hablo desde el punto de vista de una "actriz" en paro, así que...

O quizá sea una buena pausa para retomar con nuevos montajes más frescos y mejor enfocados, ¿quien sabe?

Cristania dijo...

¡Jejejeje! Por primera vez, no estoy del todo de acuerdo con la crítica de Lengua Bífida.

No sé si será porque estoy acostumbrada al panorama teatral amateur-cutre-churripuerco ilicitano, pero la interpretación no me pareció tan mala. Sí que creo que las actrices eran un poco más flojitas que el resto del elenco, pero no me pareció mala su interpretación ni mucho menos.

En cuanto a los decorados, convencionales, sí, pero cuidados. Estéticamente me causó muy buena impresión.

En cuanto al texto teatral, sinceramente, me pareció tópico, simplón y con un final predecible además de tedioso y pesado. Eso de dar un giro "inesperado" y darle la vuelta hasta tres veces, lo he visto ya en un par de obras y me da la sensación de que el autor no sabía cómo terminarla y se puso a darle vueltas al argumento hasta que se cansó.

Finalmente, sí que coincido con LB en que en Elche hay grupos de una calidad, como poco, equiparable a la de esta compañía y, por tanto, no sería mala idea encargarles la representación a ellas. Sin embargo, también considero que es muy positivo tener la oportunidad de ver actuar en nuestra ciudad a grupos amateur de otras ciudades. Siempre se puede aprender algo nuevo.

P.D.: lo del "manifiesto" me pareció patético. A parte de que, como bien dice LB, se leyó como quien lee la lista de la compra, ni siquiera se molestó en proyectar la voz o utilizar un micrófono. Yo estaba sentada al final del teatro y no me enteré de nada, sólo oía un murmullo continuo. ¡Un poco de cuidado con esas cosas, por favor!

Lengua Bífida dijo...

Pues no estamos tan en desacuerdo, Cristania. Por tus comentarios en el foro pensé que habías salido encantada. Al final, coincidimos en prácticamente todo. La escenografía es correcta, de acuerdo, tan correcta como para no calentarse en hacer algo más original o bonito.
Y quizá la única diferencia es que tú les das un tratamiento de amateur. Pero no, el montaje es de una compañía supuestamente profesional, con un director más que profesional y actores profesionales. El texto además de uno de los dramaturgos más solicitados hoy día. Si hubiera sido un grupo amateur, como tú dices, hubiera sido la primera en reconocer sus excelencias.

CRISTANIA dijo...

En eso tienes razón, LB, lo que pasa es que la supuesta compañía profesional no es tan profesional. Me consta que al menos una de las actrices es amateur. Tan amateur como que es profesora y empezó a hacer teatro en la universidad con algunos compañeros de Garou... Y otro de ellos es profe de teatro universitario también. Ya no sé, si además, se dedica al teatro por completo. Los demás, la verdad es que no sé muy bien de qué pie cojean. Yo los había tachado de amateurs precisamente por eso. Y, claro, si los medimos desde este punto de vista, están muy por encima del nivel de lo que estoy acostumbrada a ver por aquí (salvando a ciertos grupos ilicitanos de notable calidad).

Respecto a Juan Luis Mira, es la segunda obra suya que veo en toda mi vida. La anterior fue el "Romeo y Julieta" que montó con la Universidad de Alicante y aquello sí que fue para pegarle un tiro: a él y más de un actor/actriz. Con deciros que fui ilusionada a ver teatro universitario y salí diciéndole a Gaspar Torres: "Viene el Óscar Martín con la misma obra y los deja en ridículo". Así que ya os podéis imaginar el "nivelazo" que había. En fin, que después de esto, es normal que yo les confundiera con un grupo amateur.

El texto, pues hombre, hasta los grandes genios tienen sus pifias. Lo que no sé es por qué no las queman para que no vuelvan a representarse. ¡Qué final tan horrible!

Y, finalmente, la escenografía repito que era convencional, pero, por lo menos, no eran la estantería Billy del Ikea ni las sillas del gran teatro. Hay que reconocer que, si bien no se calentaron mucho la cabeza, por lo menos si que cuidaron un poco la estética.

Lengua Bífida dijo...

Repito, Saineters y Yoric son compañías profesionales y Juan Luís Mira, el director alicantino más laureado fuera de aquí (creador y director de Jácara, nada menos). Estos días ha sido noticia precisamente por haber ganado dos premios literarios seguidos. Otra cosa es que cuando le encarguen montajes fuera de su compañía, este los haga con el piloto automático puesto, como parece que aquí sucede.
Si estuviéramos hablando de una compañía amateur, mi crítica habría ido por otros derroteros. No sé. Quiza sea yo que los tenía sobrevalorados.
Y la verdad. Me dejas más tranquila ahora que sé que las chicas no eran profesionales. Me alegra no haberme cebado más con ellas.
Saludos!

basterrak dijo...

A mí la obra me divirtió (el teatro entero puede dar fe de ello xD) aunque me dejó un poco así así.

Ni fu ni fa, coincido con el texto "flojito" pero sin embargo a mí la puesta en escena no me desagradó, y las movidas de luz y música me parecieron un detalle muy majo, la verdad.

No sé si seré yo pero cayeron en uno o dos bucles por no decir bien la réplica, o eso me pareció. Por lo demás el final es un dolor y les salió como un dolor.

El prota me gustó y su actuación fue indirectamente proporcional a la de su "compañera" de escena.

Jorge dijo...

La estantería Billy mola... Mis cómics dan fe de ello.

Jose Luis dijo...

Si Maravillas tiene razón en lo que a nosotros respecta, no ha sido solidaridad con la huelga de guionistas, más bien cosas maternales, ahora que, tras los partos ya hemos vuelto a la carga, tenemos nuevo espectáculo que estrenaremos en la Mostra como siempre, ahora mismo estamos con las lecturas dramatizadas y estas cosas, y volveremos a girar "Magnolias de Acero", que por cierto llevaremos al Gran Teatro el 9 de noviembre si la memoria no me falla...

Ahora, que ya puedo tener un hijo, porque sé perfectamente cuando hay que darles de mamar, la cuarentena que hay que esperar, que si los puntos, que si los dientes...no hay mal que por bien no venga...

El año pasado fue La Plataforma la encargada de leer el manifiesto y también se nos puso a parir, es MUY dificil poder leer el manifiesto porque pese a ser escrito para celebrar el Día Mundial del teatro, tiene teatralidad CERO y además las traducciones son penosas...

:)

basterrak dijo...

Yo tampoco recuerdo un manifiesto bien dicho [incluso este año escuché a uno por la radio que daba penica...].

CRISTANIA dijo...

Lo de la teatralidad no sé si tiene arreglo, pero lo de las traducciones, puede tenerlo...

www.soleiltraducciones.com

Jejeje! Lengua Bífida va a empezar a cobrarme por la publicidad.

Smartphone dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.