jueves, marzo 29, 2007

"LA ÓPERA DE TRES CENTAVOS"; Atalaya versiona a Brecht.


El pasado martes, 27 de Marzo se conmemoraba el Día Mundial del Teatro y Elche, como no podía ser menos, se vistió de gala para poder celebrarlo como se merecía. La fiesta se respiraba en el ambiente ya que a pesar de la gélida y lluviosa noche que cubría la ciudad, en el patio de butacas se encontraba lo más granado del mundillo teatral ilicitano; allí pude reconocer a componentes de casi todos los grupos representativos de la ciudad a saber: La Otra Cara, Garou, Cía. Clásica de Comedias, La Carreta, Carafur, Calandraca, Sáhara, Musas, etc, etc… Y en medio de todos ellos yo, como mera espectadora, observándolo todo, tomando buena nota, disfrutando desde mi butaca de mi cómodo anonimato con una media sonrisa en los labios...
De entrada no tengo menos que calificar de feliz la ocurrencia de los responsables del Institut Municipal de Cultura de programar para ese día tan significativo a uno de los mejores grupos de Teatro de nuestro país, y además poniendo en escena un texto capital de la damaturgia moderna.

Mucho menos feliz fue sin duda la decisión de que nos torturaran un grupo de ¿actores? que leyeron no sé muy bien que palabras (¿alguien consiguió mantener la atención más de diez segundos seguidos?) con una total ausencia de gracia, de calor, de todo lo que cabría esperar en un manifiesto sobre el teatro. Resulta difícil comprender que alguien haya puesto tan poco cuidado para una ocasión como esta (espero que tomen nota los responsables). Afortunadamente el suplicio acabó en apenas cinco minutos y este hecho, sin duda, fue el que provocó el aplauso del público.
Pero vayamos a lo importante, la función. ATALAYA siempre me ha merecido una admiración especial por un hecho esencial: han puesto siempre todo su talento y energía en una trayectoría que puede calificarse de todo menos de buscar el favor de un público fácil, logrando convertirse a pesar de todo, en un referente teatral en este país. Para muestra varios botones: textos tan densos como Medea o Elektra (impresionante el montaje de este último), Máquina Hamlet de Heiner Müller o las dos piezas más "irrepresentables" de nuestro inmortal García Lorca: Así que pasen 5 años y El Público. Resulta chocante que su espectáculo más accesible sea precisamente el texto más “fácil” de un autor tan complicado como Bertold Brecht, que sólo logró un único éxito comercial en vida: La Ópera de Tres peniques (aquí centavos).

Pero no es ese el único motivo por el que me considero una fiel entusiasta del teatro de esta compañía sevillana, no. Su punto fuerte es sin duda ese espléndido elenco de actores y actrices que destilan en escena una energía que sólo he logrado encontrar, aunque resulte ciertamente una paradoja, en algunos grupos amateur, pero rara vez en Compañías profesionales de larga trayectoria, que suelen estar contaminadas de cierta rutina del tedio.


Aquí siete únicos interpretes, siete repito, fueron capaces de multiplicarse en escena para insuflar vida a los numerosos personajes del relato, apoyados también por unos estupendos músicos que cambiaban asimismo de instrumentos según la pieza lo requiriera. Aunque es injusto destacar a nadie, no puedo menos que mostrar mi admiración por el estupendo trabajo de Susana Fernández como Polly Peachun y de Rebeca Torres como Jenny la de los tugurios. Ambas están sencillamente impresionantes y brillan con luz propia en escenas como la del burdel o la canción en la cárcel de las dos amantes de Mackie.
Todo ello servido con una sencillez total (la escenografía apenas estaba compuesta por unos somieres multifunción y un telón transparente), confiando únicamente en sus, ya digo, excelentes intérpretes y en la fuerza de un texto que todavía conserva hoy día toda su fuerza y vigencia.

No puedo decir que se trate precisamente de su mejor trabajo. Algunos pasajes del relato decayeron en ritmo y energía y ciertas escenas no estaban resueltas con la brillantez que ha mostrado Ricardo Iniesta, su director, otras veces, quedando en ocasiones deslavazadas y algo confusas. Pero, ojo, ya quisieran muchas compañías de más tirón popular mostrar el nivel de esta formación incluso en sus montajes menos redondos. Y no estaría de más que se vieran reflejados en ella algunos grupos independientes que buscan la risa (o la lágrima) fácil, que confían más bien poco en la inteligencia de su público a la hora de plantearse montajes más arriesgados y en los que se salga de la mera comercialidad. Y es que para eso ya tenemos a las Compañías Nacionales que, esas sí, deben preocuparse más en justificar al final de temporada una serie de números.
("La Ópera de Tres Centavos" se representó el pasado 27 de Marzo de 2007 en el Gran Teatro de Elche).


Próxima entrada: Especial CARAFUR TEATRO.

10 comentarios:

Tristerel dijo...

Con una pausa la obra hubiera entrado mejor... ahhh, y escuchasteis los ronquidos gorileros de varios espectadores? en dos palabras: IM-presionante xD

Lengua Bífida dijo...

Es posible... De todos modos Brecht nunca ha sido fácil. Esos ronquidos no creo que se debieran a la calidad del montaje sino más bien a que alguien no sabía lo que iba a ver...

Basterrak dijo...

wnas

admiro tu entusiamo por esta compañía. Yo reconozco que no he vsito nada de esta gente antes, puede que sean muy buenos, pero a mí en esta me dejaron un poco... no se.

Demasiada información por segundo, supongo que para que la gente no se quedara sopa. El tema del musical, la verdad, les salió de aquella manera. Yo intentaba pensar que las canciones que no entendía era porque estaban en Alemán! jejeje.

pero bueno, fue entretenida.

respecto al texto sobre el teatro de antes de la obra. Psss. ¿Qué decir? Me parece estupendo que se "conmemore" este día con algún tipo de escrito. Ala, que como les salga eso es diferente.

mavipas dijo...

Doy mi apoyo a aquellos que se enfrentaron a leer el dichoso texto de todos los años, puesto que son unos pobres voluntarios que se tragan odos los años el marrón que nadie quiere. La idea es hacer una lectura algo más amena que la de un tío con corbata desde un atril, pero supongo que cabe seguir mejorando la fórmula.

Respecto a la actuación del grupo Atalaya, he de decir que me pareció defraudante en dos sentidos:

En primer lugar, porque de una compañía con un montaje tan espectacular y tan visual esperaba mejor resultado, y por tanto, me defraudó.

En segundo lugar, poruqe cuando alguien me cobra una entrada de 9 euros por un espectáculo, espero que al menos, sea gente que sepa hacer teatro. Y digo esto porque,en efcto, la obra era muy visual, pero no contaron NADA, no trasmitieron NADA, y coincido con Basterrak en que en ocasiones ni siquiera se les entendía.

Por cierto, pésima e insoportable la actuación de la tal Polly, y sí coincido en que tal vez, la cabaretera se salvaba de la quema.

Aprovecho también para recordarte que Elche es una ciudad muy prolífica en grupos de teatro ( no sólo aquellos que tú citas y comentas repetidas veces, y que también he publicado una crítica (menos extensa, por supuesto) en mi blogg:

http://potnia.wordpress.com/2007/04/05/la-opera-de-tres-centavos/

Por si a alguien le interesa.

Cristania dijo...

¡Jajaja! ¡Qué rajadores que sois! Tampoco fue para tanto. Bueno, la verdad es que coincido con vosotros en casi todo. Sinceramente, cuando vi el cartel me hice una idea muy distinta de lo que iba a ser la obra: pensaba que iba a ver cabaret. Por otro lado, también esperaba un espectáculo profesional y, sin embargo, me dio la sensación de que era una obra montada si no por un grupo amateur, sí por un grupo de alumnos de 1º de Arte Dramático. Por último, lo que comentaba Basterrak sobre las canciones: es la segunda obra de Bretch que veo en poco tiempo, ambas musicales, y en las dos tenía la sensación de que, aunque las canciones estén traducidas, nadie se ha molestado en adaptarlas; es más, parecía que hubiesen cogido un trozo de texto y se hubiesen puesto a cantarlo tal cual estaba. Bueno, espero que para la próxima, se gasten un poquito más de dinero en pagar a un buen traductor especializado en traducción subordinada. Nos harían un gran favor a los espectadores.
Oops! Menuda rajada me he pegado yo también (lo siento, es que no aguanto las traducciones chusqueras; ya me conocéis).

Lengua Bífida dijo...

Basterrak: Bueno, ante todo siempre celebraré que no exista el pensamiento único. Es lo más bello de las artes, las distintas percepciones que puede provocar en distintos individuos.

mavipas:
No conozco a quienes leyeron el texto, quien se encargo de la puesta en escena (si es que hubo alguien, que lo dudo); no sé si formaban parte de un grupo de teatro o un "mix" de varios de ellos, pero el hecho de presentarse voluntarios no les exime de intentar realizar esa labor (que a mi también me parece hermosa) con un mínimo de entusiasmo, de gracia, de oficio.
Muy interesante tu crítica con la que coincido en gran parte aunque me choca especialmente que hayamos percibido la actuación de los actores de forma tan distinta. Así, Polly me pareció uno de los personajes más logrados. Contrariamente a lo que se puede pensar, hacer de "tonta" no es nada sencillo (que se lo digan a Marilyn Monroe) y más cuando trabaja en un registro mucho más agudo del suyo natural, como demostró con el resto de personajes que interpretó. Pero como digo, esto sólo demuestra que las distintas sensibilidades hacen percibir un montaje de una manera u otra bien distinta y he ahí la grandeza del teatro.
Lo que si que no me atrevería a afirmar es que Atalaya esté compuesta por gente que no sabe hacer teatro. Comparto la idea de que este no sea su montaje más feliz, pero otros espectáculos anteriores como "Elektra" o "Exiliados" eran simplemente magníficos y fruto de un trabajo concienzudo y un rigor en la exposición. A mí no me gustan Els Joglars pero de ahí a atreverme a decir que son unos chapuzas...
Por último agradecerte el recordatorio de la cantidad de grupos que hay. Sé que Elche tiene gran cantidad de grupos, y esto me parece estupendo. Aquí en este blog he mencionado ya a cerca de cuarenta grupos ( Sahara, Carátula, Calandraca, Garou, Atrote, CRC, CCC, Calabobos, Entretela, La Otra Cara, Taintantos, Mandril, Eco, Carreta, Cía. Ferroviaria, Hipokritai, Quemarropa, etc, etc, etc...).
Obviamente no los conozco a todos y sólo me he dedicado (contrariamente a lo que se va diciendo por ahí) a comentar aquellos espectáculos que he visto. Ya me he hecho el firme propósito de ver este año más teatro local pero desgraciadamente mi tiempo no siempre me permite ir a ver todo lo que se hace en Elche, que es mucho.

Cristania: Insisto en lo que ya he dicho anteriormente. Creo que gran parte de la decepción era por que no se sabía lo que se iba a ver. Brecht fue el creador del teatro del distanciamiento. Su objetivo era colocar siempre al espectador en una posición incómoda, distante; cuestionándose todo lo que vé ( no me negaréis que este propósito lo consiguieron. Y esto aún se acrecentó más en sus musicales. El detestaba ese género. Le parecía el más burgués y ridículo de todos. Por eso "La Ópera de tres peniques" es el musical que gusta a quienes no gustan de los musicales. Se ríe y transforma todos lo tópicos (vease sinó ese final feliz tan ridiculamente forzado) del género, les da la vuelta con letras y melodías en ocasiones disonantes y arrítmicas. Jamás hubiera escrito una obra de "cabaret" o una ópera al uso. Puede gustarte o no (yo lo considero un poco ladrillo, la verdad)pero así es Brecht, lo tomas o lo dejas.
Vuelvo a coincidir en que el montaje no es redondo pero, hombre, tanto como decir que parecían amateur o de 1º de Arte Dramático...
La parte de las traducciones ya no la controlo por lo cual me abstengo de opinar. Posiblemente no te falte razón y deberían haber cuidado más este aspecto; no lo sé.

Saludos!

Anónimo dijo...

vaya pueblo de listos!Así os va.no teneis ni puta idea de etica y menos de teatro.Cuanto paleto en los blogs.Atalaya es una pasada...

Anónimo dijo...

Yo algunos de los que criticais y llamais fascistas por el hecho de que no opinan como vosotros en ese foro gueto os pregunto¿cuantos teatros habeis llenado?¿en qué habeis destacado?¿qué sabeis de teatro musical?¿cómo sabeis de música y opinais de esta obra si no sabeis de lo que hablais?yo acabo de llegar.Creo que no tiene nada que ver con esta lengua bifida la malcarada silvia Montesinos.Bastante tiene con amargar a la gente en la escuela de arte dramatico de murcia.Sé quien eres,lengua bifida.Preparo mi blog,preparo mi articulo.Perteneces a la plataforma de teatro amateur de elche.Claro,no ibas a ser ninguno de los que destacan en el teatro de elche a nivel nacional,que hay muchos mas que los que triunfan en otros lugares segun tu y tus SECUACES.Mi nombre.Llamadme jose luis¿vale?

Anónimo dijo...

disfrutar del teatro, relajarse, respirar, divertiros y sobre todo... respetar al teatro y a sus trabajadores.

Mucha mierda!

Anónimo dijo...

Your blog keeps getting better and better! Your older articles are not as good as newer ones you have a lot more creativity and originality now keep it up!